5 tratamientos faciales en 10 semanas o la lucha contra el acné

Hoy quiero compartir con ustedes una historia realmente especial sobre el poder del cambio. Recientemente, comenzamos un emocionante proyecto en BEAUTÉ Budapest, donde ayudamos a nuestros clientes con piel problemática a mejorar el estado de su piel y recuperar su confianza. Esta publicación no solo trata sobre los tratamientos recibidos en nuestro salón, sino también sobre el éxito de introducir una rutina de cuidado de la piel en casa.

Estado Inicial

La primera vez nos encontramos con una piel severamente inflamada y con acné como consecuencia de la producción excesiva de sebo. El rostro de nuestro cliente estaba lleno de granos y puntos negros. Queremos compartir su historia y la evolución de su piel para que otros también puedan aprender de ella.

1. Tratamiento facial

Durante el primer tratamiento, realizamos un diagnóstico exhaustivo y nos centramos en la limpieza profunda de la piel. Aplicamos una exfoliación suave para eliminar las células muertas de la piel y fomentar la regeneración de la piel. Además, restauramos el equilibrio de la piel con productos adecuados. Ya después del primer tratamiento se notó una disminución de la inflamación.

2. Tratamiento

En la segunda sesión, continuamos trabajando en la desintoxicación de la piel y la reducción de la inflamación. Esta vez, al final del tratamiento facial, aplicamos una mascarilla calmante que relajó e hidrató la piel. Los resultados se hicieron más evidentes, y el número de granos inflamados disminuyó significativamente.

3. Tratamiento

Durante el tercer tratamiento facial, continuamos con la renovación y la hidratación de la piel. Aplicamos otro tratamiento exfoliante que ayudó a limpiar aún más los poros, luego aplicamos un suero que ayudó a regular la producción de sebo en la piel. El rostro de nuestro cliente se volvió cada vez más suave y claro.

4. Tratamiento

El acné continuó disminuyendo durante el cuarto tratamiento. Esta vez nos centramos específicamente en normalizar la producción de aceite para minimizar la obstrucción de los poros. Para entonces, la rutina de cuidado en casa ya se había convertido en parte de la vida diaria de nuestro cliente, lo que ayudó a mejorar la eficacia de los tratamientos.

5. Tratamiento

Después del quinto tratamiento, los resultados hablan por sí mismos. El rostro de nuestro cliente estaba limpio, libre de inflamaciones y las cicatrices de acné anteriores se habían desvanecido. La combinación de cuidado en casa y tratamientos regulares dio resultados increíbles.

Productos de cuidado en casa

Para el cuidado de la piel en casa, recibió los siguientes productos:

  • Leche limpiadora facial: limpieza suave que no reseca la piel pero elimina eficazmente las impurezas.
  • Ácido exfoliante al 8%: se utiliza un ácido al 8% para exfoliar, reducir la inflamación y normalizar la producción de sebo.
  • pH Balance: para mantener la piel en el pH adecuado para una piel sana.
  • Envoltura: una mascarilla hidratante y calmante que favorece la renovación de la piel.
  • Crema de Cierre: Proporciona protección e hidratación, completando la rutina de cuidado de la piel en casa.

Lecciones finales

Este caso muestra cómo los tratamientos profesionales regulares y una rutina de cuidado de la piel en casa pueden marcar una gran diferencia. Sin embargo, es importante recordar que tanto las rutinas caseras como los tratamientos en cabina deben ser continuados para mantener los resultados. Por supuesto, el efecto de una piel normalizada y más sana puede conseguirse reduciendo la frecuencia de los tratamientos en cabina. Una limpieza e hidratación adecuadas y el uso de productos apropiados para su tipo de piel garantizarán una piel clara y sana a largo plazo.

Esperamos que esta historia sirva de inspiración a todos aquellos que se enfrentan a problemas similares. Confía en el proceso y recuerda que la paciencia y la perseverancia darán sus frutos.